viernes, 21 de septiembre de 2012

Sociedad esquizofrénica

De vez en cuando, me gusta fumarme un purito. Tampoco desdeño un puro, pero eso requiere más tiempo, y, la verdad, me llega a aburrir. Ayer por la noche, antes de acostarme, decidí fumarme uno en la terraza, para lo cual tuve que abrir un paquete nuevo. Fue en ese momento cuando vi esta foto, aunque más bien debería decir "cuando me fijé en esta foto", porque verla la he visto más veces:   


Inmediatamente me acudió una pregunta a la cabeza: ¿Pondrán esta imagen en la puerta de los abortorios? ¿Y en las "cajetillas" de la píldora del día después? Con cambiar "fumar" por "abortar" o "tomar esta pastilla" sería suficiente. Está claro que ni lo hacen ni lo harán, porque nuestras sociedad sufre de esquizofrenia paranoide. 

Paranoide porque piensa que todos aquellos que no nos ceñimos al pensamiento único y a la dictadura del relativismo estamos en contra del ser humano. Claro está, los primeros enemigos somos los católicos porque se nos ocurre decir que toda vida es digna de ser vivida desde su concepción hasta su fin natural, porque no aceptamos los "gaymonios" o que existe una Verdad absoluta. Está claro, somos muy malos.

Lo de la esquizofrenia está más claro aún. Por un lado, se avisa a las mujeres fumadoras de que, si fuman durante el embarazo, la salud del niño que llevan en su seno se verá perjudicada. Esto está bien. Pero, al mismo tiempo, existe en este país y en muchos otros una ley que da vía libre para que, esas mismas mujeres que no deben fumar estando embarazadas, maten tranquilamente a esos mismos niños que no deben perjudicar fumando. ¿Alguien lo entiende? Yo sí. Igual que le sucedió a Saruman en El Señor de los Anillos, esta sociedad "ha abandonado la razón por la locura". En este caso, la razón, aunque a muchos les cueste aceptarlo, es la fe en Jesucristo. No en vano Jesús es llamado por san Juan "el Logos". El mismo logos que los antiguos filósofos buscaban como origen del universo. Cuando se abandona la razón, sólo queda la locura. Es cierto que hay personas no creyentes que están en contra de estas prácticas, que usan la razón con sinceridad, sin miedo a lo que pueda llevarles. Pero estos cada vez son menos, porque es más fácil no pensar y decir que todo da igual mientras nos respetemos, que hacerse preguntas y buscar las respuestas. 

La sociedad occidental está enferma, pero se niega a reconocerlo. ¿Qué sociedad sana mataría a sus hijos? La crisis económica que está viviendo no es más que una consecuencia de una más profunda. Se ha cambiado el "ser" por el "tener", de modo que uno vale por lo que tiene o puede tener, y no por lo que es. Hemos cambiado el ser felices con lo que tenemos por tener más para ser felices. Hemos abandonado el amor al otro por el que el otro me ame. Y estamos orgullosos, asegurando que somos una sociedad "avanzada" que ha dejado atrás épocas oscuras. Estamos tan orgullosos que tratamos de exportar esta decadencia moral a las zonas "no occidentalizadas" o "en vías de desarrollo", igual que los conquistadores europeos llevaron a América enfermedades que aquí estaban asimiladas pero que allí hicieron estragos. 

Gracias a Dios, cada vez hay más gente, creyente o no, que se está dando cuenta de esto. De ahí la fuerza que están tomando los movimientos pro vida. Siempre queda lugar para la esperanza. Los cristianos lo sabemos bien, porque seguimos a Uno que resucitó. Está claro que la sociedad que conocemos está cambiando. De aquí en unos años nada será igual. Cómo sea, dependerá, en no poca medida, de cada uno de nosotros. Muchos pocos hacen mucho.


4 comentarios:

  1. Pues no solo la sociedad occidental esta enferma sino todo el mundo.
    Cuando uno saca a Dios de su vida. He aquí el resultado.
    Que tengamos una verdadera conversión y que el Señor tenga misericordia de nosotros.
    Gracias!!
    DTB!!

    ResponderEliminar
  2. A mi me llamaron loca cuando me quedé embarazada de mi segundo hijo, mis problemas de salud eran todos contradictorios a un segundo embarazo. Pese a todo decidí arriesgar y confiar. Hoy estoy realmente camino "de la locura" con los problemas depresivos que sufro y que se han quedado a vivir conmigo. Y sí, prefiero parecer loca por anteponer la vida de otro a la mía. Y sí, prefiero estar medio loca y enferma ahora a ser la avasalladora maquina de trabajar que era antes. Al menos "mi locura" hoy me permite estar en casa con mis hijos y descubrir que no hay un trabajo más importante que el de ser madre y cuidar de los hijos que Dios nos encomienda. Lastima que esta sociedad, esquizofrénica como dice el titulo de esta entrada, no haga oídos al examen medico que la vida nos está dando. Haber quienes son los verdaderos locos. Que teniendo el remedio frente a nuestros ojos no queremos verlo.
    Buena entrada David.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. No se puede decir mas claro...¡¡enhorabuena!!

    Un cariñoso saludo.

    ResponderEliminar
  4. Como no fumo, no sabía lo de la foto en los paquetes de cigarros, estoy sorprendido, pero la verdad es que puede ser un buen argumento contra los que están a favor del aborto, que si las autoridades sanitarias consideran un peligro para la vida del hijo fumar, cuanto no lo será eliminarlo mediante el aborto?
    ¡Animo!.
    Paz y Bien.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...