martes, 25 de septiembre de 2012

Templos-museo

Hace unas semanas, el obispo de Solsona, monseñor Novell, afirmó que Cáritas (es decir, las personas que lo forman) debería evangelizar. Creo que tiene razón, ya que la Iglesia no es una ONG, como piensa mucha gente, y la ayuda a los necesitados (materialmente hablando) no es su primera tarea. A lo que la Iglesia se tiene que dedicar es a tratar de que "todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad". Pues bien, esto es perfectamente aplicable a lo que podríamos denominar "templos-museo".

Este fin de semana he estado con mi mujer en Cantabria, celebrando nuestro sexto aniversario. Concretamente hemos visitado la comarca de Liébana y ahí, como no podía ser de otra manera, hemos acudido al monasterio de Santo Toribio de Liébana. La fama de este monasterio, como sabréis, viene de la reliquia que guarda desde el s. VIII: el fragmento más grande del mundo del Lignum Crucis. Dejando de lado lo más importante, es decir, lo que supone contemplar y besar la madera sobre la que fue crucificado Jesucristo, voy a centrarme en eso de los "templos-museo". En este monasterio, cada media hora durante el tiempo que está abierto, realizan una explicación de la Iglesia y lo que contiene, y tiene lugar la veneración de la reliquia. Supongo que quien lo hizo es un hermano de los Franciscanos que habitan el lugar, lo desconozco, pero admito que, dándolo por hecho, lo primero que me salió fue la crítica por verle sin hábito. Pero esto se disipó inmediatamente, al comprobar cómo, no sólo se limitaba a explicar lo que estábamos viendo, sino que la explicación era, digámoslo así, una excusa para evangelizar. Así lo hizo al hablar del icono de la Crucifixión que hay en el ábside y de la reproducción de "El hijo pródigo" de Rembrandt que tienen junto a los confesionarios, y, sobre todo, lo hizo en la capilla del Lignum Crucis al hablar sobre él. Tras explicar lo que era, su procedencia, la prueba que se le realizó en los años cincuenta y su resultado, así como las características técnicas, dijo que lo importante no eran las dimensiones (recordemos, es el fragmento más grande de la Cruz de Cristo que existe en el mundo), lo importante es que es parte de la cruz donde Jesucristo murió por cada uno de nosotros, por la humanidad. En ningún momento dijo que "los cristianos creen (o creemos) que", "para el cristianismo esto es", ni ninguna expresión similar. Lo dijo con convencimiento: Cristo murió por nosotros, y ese trozo de cruz es testigo. Esto hizo ese hombre ante los que estábamos allí, y lo habrá hecho ante mucha más gente que habrá pasado por ahí, creyente o no creyente. Ante esto, me surgió una pregunta: ¿porqué no se hace lo mismo en otros sitios? Inmediatamente recordé una visita que hice hace unos años a Santo Domingo de Silos. Nos hicieron una explicación muy buena del claustro, las distintas etapas del románico que lo adornan, las diferentes escuelas, sus características, explicando también el significado de las distintas escenas. Pero fue simplemente eso, una muy buena explicación histórico-artística. Y gracias, porque, ¿en cuántas iglesias y catedrales te cobran la entrada y ni siquiera te explican lo que ves? Sí, en muchas. Creo que aquí la Iglesia, al menos en España, está perdiendo una oportunidad grandísima que le brinda la Providencia para anunciar a Jesucristo. No creo que sea tan complicado hacer lo que hace ese hombre de Santo Toribio de Liébana. Simplemente tiene que ser alguien, no sólo formado culturalmente, sino con fe, quien explique las cosas. ¿No evangelizará si habla sobre un Cristo, o un santo, o una custodia? Lógicamente, le saldrá de dentro. Hay que olvidar las frases que antes comentaba: "para los cristianos esto es", etc., y afirmar: "esto es". Es un cambio gramatical sencillo, pero gigantesco en su significado. La Iglesia, con razón, se rompe la cabeza continuamente tratando de que la gente vuelva a la fe, vuelva a Misa, a las iglesias. ¡Pero si están yendo a miles diariamente en toda España! ¿Cuánta gente visita cada día la catedral de Santiago de Compostela, la de Burgos, la de León, la de Madrid, la de Sevilla, Santo Domingo de Silos, Montserrat, Leire, la Encarnación en Ávila, y un sinfín más? ¿No estarían esas personas encantadas de tener una visita guiada? En algunos de estos sitios ya la tienen, pero en otros no. Podría ser gratuita, como en Santo Toribio de Liébana, o cobrarse algo (¿la Iglesia tiene que autofinanciarse, no?). Pero, ¿qué sucedería si en todos estos lugares, junto a la explicación de lo que se visita se introdujera el Evangelio? 

Aunque este blog es reciente y, por tanto, poco leído, y no llegará a quien tenga "mano" en estas cosas, desde aquí lanzo esta sugerencia: que los "templos-museo", donde sólo se hace una exposición y/o explicación artística de lo que ahí contemplamos se conviertan en "templos-lámpara", desde donde, aprovechando el tirón cultural que tienen, se anuncie a Jesucristo, que "para eso vino al mundo, para ser testigo de la Verdad". Todo el que es de la Verdad, escuchará su voz.

8 comentarios:

  1. Es magnífico lo que propones, cierto que hay guías para los visitantes de Iglesias y catedrales, pero en la mayoría que he presenciado se limitan a lo cultural, por eso es admirable lo que cuentas de Santo toribio y el Lignum Crucis, sobre todo ese convencimiento del fraile al explicar la Cruz.
    Siempre me han enseñado que en cuestiones de fe no se debe decir "yo creo,yo pienso, yo opino..." sino afirmar categóricamente, esto es así.

    Acabas de empezar, pero seaprende mucho contigo.

    Por cierto, felicidades por ese sexto aniversario, yo llevo casada cincuenta y dos años y ahora soy más feliz que al principio, lo mismo deseo para tu matrimonio.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡52 años! Ahí es nada. Todo un ejemplo de fidelidad del Señor. Gracias por seguirme y por tus buenos deseos. ¡Que cumpláis muchos más!

      Eliminar
  2. Me ha pasado lo mismo las veces que he estado en santo Toribio. Me alegré por el explícito anuncio pascual. Hay que hacerlo. Además la gente te lo pone fácil: están viniendo ellos mismos.
    Por otra parte, toda mi vida he veraneado a poca distancia de Silos. Sin ir más lejos, hace dos domingos estuvimos allí en la santa eucaristía. Respecto a los guías del claustro he vivido diferentes experiencias, varias en número, pero en general sí he percibido un anuncio del Evangelio a la par de la explicación artística. Pero bueno, los guías cambian, supongo.

    P.S. 1: felicidades por el 6 aniverrsario; el otro día fue un placer reencontranos.
    P.S. 2: alguna de las comas (,) del artículo habría que pulirlas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por las dos postdatas, se agradecen ambas.

      Sobre Silos. Yo he estado un par de veces, y ambas hemos tenido un guía muy competente pero que todo lo que hablaba de la fe era sobre la que tenían los que habían hecho aquello, como algo ajeno y no como algo presente. Si como dices hay guías que sí anuncian el Evangelio, me alegro de mi equivocación.

      Eliminar
    2. Vaya, dos de dos. A ver si cuando regresas a Silos te toca un guía que acompañe la explicación con anuncio vivo. En el rezo de las Horas y en la Eucaristía sí que gran parte de la asamblea está cuasi inerte, sin responder ni cantar ni nada. A veces lo de cantar... bueno, quizá sea porque los monjes imponen, además de que durante la salmodia uno no puede más que limitarse a escuchar rezando (hombre, en petit comité) sí te digo que yo sí he salmodiado a la par en voz baja). Pero en el resto de respuestas, responsorios, etc., los asistentes apenas hacen lo que debe hacer el pueblo fiel activamente participante.
      Un saludo, que me enrollo.

      Eliminar
  3. JaJa...esta mañana he dicho, escribirá algo hoy? ahora que ha llegado de viaje? y me acordé de la conversación de ayer y dije seguro que sí, y ahí está! jejeje

    Ánimo! que siempre viene bien leer algo interesante mientras se trabaja.

    Paz brother!

    ResponderEliminar
  4. oye pues que chulo! me dan cantidad de ideas para visitar y aprender, muchas gracias y un saludo!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...