lunes, 22 de octubre de 2012

Beato Juan Pablo II


La oración final de las Laudes de hoy, lunes de la semana I, dice así:
"Señor, que tu gracia inspire, sostenga y acompañe nuestras obras, para que nuestro trabajo comience en ti, como en su fuente, y tienda siempre a ti, como a su fin."
La Iglesia, guiada como está por el Espíritu Santo, no da puntada sin hilo. Por eso, el primer día laborable del ciclo de cuatro semanas, en la oración de la mañana, pide esto al Señor. Y, sinceramente, se me antoja difícil poder definir en menos palabras y con más claridad lo que es la vida cristiana. Es decir, vivir y obrar, en todo, por y para Dios, con su ayuda, siempre. 

Pero hoy, además de ser lunes de la semana I del salterio, por una de esas "casualidades" que a veces se producen en el año litúrgico, se festeja la memoria del Beato Juan Pablo II, tan querido por todos (o por la mayoría, que de todo hay). Y diréis, ¿qué tienen que ver las dos cosas? Pues muy fácil: lo que pide esa oración se ha cumplido en él. Toda su vida está jalonada por acontecimientos, decisiones, actuaciones y hechos en general en los que el Señor ha obrado en su vida y a través de ella. Hasta tal punto se dejó guiar por Dios que me atrevo a decir que la Iglesia no sería lo que es sin su pontificado. Es cierto que estamos en un tiempo difícil, incluso de crisis, como ha señalado sin miedo Benedicto XVI, pero si esta crisis no es más profunda se lo debemos a Juan Pablo II. El resurgir de la fe en tantos jóvenes (entre los que me cuento), de asociaciones, grupos, movimientos, medios de comunicación, sobre todo Internet, se podría decir que es el fruto de aquellas primeras palabras suyas: "No tengáis miedo a abrir las puertas a Cristo". El beato Juan Pablo II dio literalmente la vida por Cristo. Sin contar todo por lo que pasó y llevó a cabo antes de ser elegido Papa, lo primero que hizo como pontífice fue ir a la boca del lobo, congregando a millones de personas en su Polonia natal y encendiendo una mecha que causó la desintegración del comunismo 10 años después; algunos que intuían lo que este hombre podía hacer intentaron asesinarlo, causándole una serie de sufrimientos físicos que le acompañaron el resto de sus días; plantó cara al peligro de la teología de la liberación, llegando a reprender, en una imagen de sobra conocida, a un sacerdote sandinista nada más aterrizar en Nicaragua; se embarcó en un proyecto que muchos creían que tardaría muchos años, si es que llegaba a realizarse: el Catecismo de la Iglesia Católica, sin el cual no entendemos la Iglesia de hoy; viajó a lo largo y ancho del mundo, uniendo en torno a su figura y, por tanto, en torno a Cristo, a millones y millones de personas, por muy débil que estuviera -¿quién no recuerda el viaje de 2003 a España?-, cuando podía haber llevado una vida mucho más tranquila sin salir del Vaticano, lo cual nadie le habría reprochado, porque no existía la costumbre de realizar esos viajes; atacó los excesos del capitalismo en EEUU y del comunismo en Cuba; y, por supuesto, instituyó las Jornadas Mundiales de la Juventud, que demostraron y demuestran que la Iglesia tiene una fuerte base de jóvenes y, más importante si cabe, que es atractiva para los jóvenes, en contra de la opinión generalizada y sin necesidad de caer en ñoñerías cursis, que todos hemos visto alguna vez, dejando claro como también ha hecho Benedicto XVI que, lejos de echar a los jóvenes, plantear el Evangelio en toda su radicalidad, sin edulcorar, es la mejor forma de atraerlos y afianzarlos en Cristo.

Muchas otras cosas ha hecho y dicho Juan Pablo II. Seguramente cada uno tiene algún recuerdo especial. Mi intención ha sido sólo resaltar algunas que he recordado a vuelapluma. Por todas estas y más demos gracias hoy a Dios por su siervo, el beato Juan Pablo II, y al mismo beato por haber dejado que la gracia inspire, sostenga y acompañe sus obras, para que su trabajo haya comenzado en Dios, como en su fuente, y haya tendido siempre a Él, como a su fin. Por eso hoy es beato y seguro que muy pronto lo aclamaremos como santo.


1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...