viernes, 23 de noviembre de 2012

Oremos por ellos

¿Cuántas veces le has pedido a un sacerdote que rece por ti? ¿Y cuándo fue la última vez que rezaste por uno de ellos?

Los sacerdotes, desde el Papa hasta el último ordenado, necesitan nuestra oración. Me atrevería a decir que la necesitan más de lo que necesitamos nosotros la suya. Ellos han ofrecido su vida por entero al Señor para poder servírnoslo en sus sacramentos, sobre todo en la Eucaristía y la Confesión. Y eso al demonio no le hace ni pizca de gracia. Hará todo lo que pueda (y es mucho) para hacerlos caer, porque por mucho que sean pecadores como nosotros, un mismo pecado, máxime si es público, no tiene la misma repercusión en la Iglesia si es cometido por un laico que si es cometido por un sacerdote. Ahí tenéis los escándalos de pedofilia, el daño que han hecho a la Esposa de Cristo. Todos vemos cómo los medios de comunicación sacan rápidamente cualquier noticia morbosa que tenga como protagonista a un cura o a un obispo, mientras ignoran absolutamente el asesinato de alguno de ellos o su entrega absoluta en tantas misiones. Eso es así, y poco podemos influir en ello, porque sabemos quién es el príncipe de este mundo, a quien consciente o inconscientemente sirven la mayoría de esos medios. A nosotros lo que nos toca es rezar, y rezar mucho por ellos, así como apoyar, si se diera el caso, a alguno de nuestro hijos si viera que esa es su vocación. La Iglesia necesita sacerdotes, nosotros los necesitamos, el mundo los necesita. Y los necesitamos santos. 

Sin sacerdotes no hay Confesión, sin los sacerdotes no hay Eucaristía.



Recemos por ellos. Nos necesitan.

2 comentarios:

  1. Pues sí. Nuestro trabajo es rezar por ellos. Evitando el juicio que tan fácil nos sale. Porque si hay algo que hagan mal en algún momento, más oración necesitan aún de nosotros para que sean fieles a Cristo.
    Un buen recordatorio, David.

    Un abrazo para ti y tu family.

    ResponderEliminar
  2. Rezo por ellos y les tengo un cariño muy especial, un respeto enorme y que me dan una confianza muy especial...desde chica vi como los han tratado en casa de mis padres y me permite amarlos en el Señor la Gracia.....hay que cuidarlos mucho pues sin ellos no podriamos recibir al Señor ni vernos perdonados......y cuantas persecuciones sufren......por no verse amados en sus pquias....creo que se encuentran muchos muy solos...

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...