martes, 18 de diciembre de 2012

Impossible is nothing (to God)

Un día, hace algo más de 2000 años, tal vez de noche, ya que ha Dios le encanta actuar de noche (promesa a Abraham, lucha con Jacob, salida de Egipto... la Resurrección), un ángel le dijo a una joven judía: "Para Dios nada hay imposible".

¿Por qué hay tantos matrimonios cristianos que tienen los hijos que Dios quiere (muchos, pocos o ninguno) cuando todo el mundo hace (y les dice) lo contrario?

Porque para Dios nada hay imposible.

¿Por qué hay hombres y mujeres cristianos que renuncian a sí mismos para entregarse a Dios en el sacerdocio o en la vida religiosa?

Porque para Dios nada hay imposible.

¿Por qué hay familias enteras que se van a evangelizar a Rusia, Micronesia, China, Perú, Argentina, EEUU, Suecia, Tanzania, etc., dejando en muchos casos una vida acomodada?

Porque para Dios nada hay imposible.

¿Por qué un anciano de 78 años que espera tener un retiro y final de vida apacible acepta renunciar completamente a sí mismo para ser Siervo de los Siervos de Dios en el Papado?

Porque para Dios nada hay imposible.

¿Por qué ha habido (y hay) tantos cristianos que han muerto asesinados y torturados, perdonando a sus ejecutores?

Porque para Dios nada hay imposible.

¿Por qué los matrimonios que tienen a Cristo en medio no se separan a pesar de los problemas que surgen y cada vez se aman más?

Porque para Dios nada hay imposible.

¿Por qué podemos tener paz y ser felices en la precariedad, la enfermedad o cualquier sufrimiento?

Porque para Dios nada hay imposible.

¿Por qué nos cuesta quitarnos de nuestro tiempo para rezar, posponemos la confesión, en ocasiones "no nos apetece" ir a Misa o nos es indiferente, nos hunde no tener el dinero que creemos necesitar o nos desespera la enfermedad o las contrariedades?

Porque no creemos que para Dios nada hay imposible.

La fiesta que vamos a celebrar es el hacer presente que Dios ha hecho algo imposible: hacerse hombre, hacerse como nosotros. Y esto quiere decir que puede hacer otra cosa imposible: que nosotros seamos como él, como Dios, que es lo que hace la Eucaristía, darnos su naturaleza, la naturaleza de Dios. ¿Habéis leído bien? La na-tu-ra-le-za de Dios. Y con esa naturaleza podemos ser santos, perfectos como es perfecto nuestro Padre celestial. Porque, si para Dios nada hay imposible, y con la Comunión nos hacemos como él, ¿qué no podremos hacer? "El que crea en mí, hará él también las obras que yo hago, y hará mayores aún."

Esto no quiere decir que tengamos que hacer supermegaobras, sino que cada día, cada momento, amaremos al que nos fastidia, sea nuestra mujer, nuestro marido, nuestros hijos, etc., daremos gracias a Dios por todo, excusaremos al que nos la lía con el coche en lugar de ponerle de vuelta y media, no juzgaremos al que hace las cosas mal (según nuestro criterio), no renegaremos cuando un hijo se despierta de madrugada (o 20 minutos antes de que suene el despertador) o cuando un feligrés quiere confesarse a una hora intempestiva, etc. Cada uno sabe qué es lo imposible que Dios hace posible en su vida.

Va a nacer nuestro salvador, el único que puede hacernos felices, ¿vaciaremos nuestro corazón de todo lo que impide que entre o le diremos que no hay sitio? Y el Señor no se conforma con un poco, te quiere todo para él. ¿Te negarás?


P.D.: el vídeo lo traigo del magnífico blog de Angelo, del post que me ha inspirado el mío.

5 comentarios:

  1. Yo también creo que para Dios nada es imposible, incluido cambiarme a mi el corazón.
    Un abrazo y felices fiestas para ti y tu familia.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Sacramento.

    Lo mismo te deseo a ti.

    ResponderEliminar
  3. "¡Felicitaciones, carísimos, porque ha nacido el Salvador! No cabe la tristeza cuando nace la vida. Si eres santo, ¡alégrate!, porque tienes encima tu premio. Si eres pecador, ¡alégrate!, porque se te ofrece el perdón. Si eres un pagano todavía, ¡alégrate!, porque eres llamado a la vida de Dios". (San León Magno)
    Feliz y Santa Navidad. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  4. Feliz y Santa Navidad. Hoy estamos de fiesta, nos ha nacido el Salvador del mundo, el que puede entrar en nuestros corazones y limpiarnos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Muchas felicidades también a vosotros y a vuestras familias, y gracias por estar ahí.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...